Depiladora luz pulsada: cómo funciona

Gracias a la depiladora luz pulsada tendremos en el hogar un aparato muy práctico con el que conseguir los mejores resultados de depilación. Son máquinas muy efectivas, prácticas y, además, son capaces de cumplir con lo que prometen. Evita que se produzca cualquier tipo de irritación o dolencia en la piel.

Si estás pensando en comprar una de estas máquinas, pero todavía no sabes si esta tecnología es para ti, a continuación vamos a analizar en detalle cómo funciona, además de algunas características básicas.

¿Qué es una depiladora de luz pulsada?

Son máquinas especiales que utilizan luz concentrada para poder atacar el vello de la raíz, evitando que, o bien vuelva a salir (resultados permanentes), o que bien se retrase el crecimiento del mismo.

Para funcionar, estos aparatos tienen la capacidad de emitir una serie de pulsos en la piel. La melanina es un componente que tiene el poder de colorear tanto la dermis como el vello; este elemento recogerá la energía que le proporcionará el pulso, la convertirá el calor, y la trasladará desde la punta del vello hasta la raíz. Será en esta raíz en dónde se concentrará la máxima cantidad de energía, haciendo que poco a poco se vaya destruyendo, a través de una serie de sesiones. Se debilitará y retardará el crecimiento del cabello.

¿Realmente funciona?

Esta es la primera duda que se nos puede presentar cuando se nos ocurre la idea de comprar este tipo de aparato. Lo cierto es que el método de fotodepilación pulsada ha sido comprobado a través de toda una serie de pruebas dermatológicas, por lo que ya te podemos asegurar que funcionar funciona, aunque si bien es cierto que, dependiendo del vello y de la persona que lo vaya a usar, es posible que los resultados tarden más en llegar, o que bien sea necesario someterse a un cierto número de sesiones.

El método de fotodepilación de luz pulsada funciona de una forma muy diferente al método de láser; en este último caso, la luz se mueve en una única dirección, teniendo una determinada longitud de onda asociada.  Logra un efecto bastante intenso, pero también muy específico, por lo que no es adecuado para todo tipo de piel.

Por otra parte, los fotones que emiten las máquinas de IPL no son emitidos de forma condensada, si no que se pueden desplazar en diferentes direcciones, así como en distintas longitudes de onda. De esta forma, se atreve con una mayor cantidad de tonalidades de piel.

¿Las fotodepiladoras IPL son seguras?

Son métodos completamente seguros.

Eso si, en el momento en el que vayamos a comprar la máquina, será crucial que analicemos previamente que tanto el color de la piel como el del vello sea compatible con el rango de tonalidades que puede llegar a abarcar.

Además, las máquinas IPL tienen diferentes sistemas de seguridad:

  • Por un lado, nos permiten regular el nivel de intensidad, entre un mínimo de 3 niveles, para ajustarse a diferentes intensidades de pieles.
  • También cuentan con un sensor de color, que detectará si la zona en la que vas a aplicar la máquina es correcta. De lo contrario, no funcionará.
  • Un tercer sistema de seguridad es un sensor de contacto, logrando únicamente la emisión del flash si se detecta contacto directo con la piel, evitando disparar flashes involuntarios.
  • La gran mayoría de las máquinas de luz IPL disponen de una cierta protección ultravioleta UV.
  • Además, existen algunos modelos que nos permiten trabajar con diferentes cabezales, específicos para zonas especiales.

Ahora que ya sabes cómo funcionan estas máquinas, sabrás porque deberías confiar en ellas.