Tipos de peines de peluquería

Uno de los elementos clave que debe de estar en cualquier peluquería es el peine, ideal para conseguir todo tipo de estilos con diferentes efectos. Lógicamente, el peluquero o esteticista no se puede conformar con tan solo un tipo de peine, si no que estar en disposición de varios y, además, conocer las características de cada uno de ellos.

Cada uno de los peines disponen de diferentes características como un mayor número de puas, el tipo de las mismas, la forma, el grosor.

A continuación, vamos a analizar las clasificaciones de los tipos de peines de peluqueria más habituales, además de algunas de las particularidades clave de cada uno de ellos.

Clasificación de los diferentes peines de peluquería

Peines de púas

Este tipo de peine está pensado para separar mechones, para marcar el pelo, además para entresacar. Los podemos encontrar en diferentes tamaños y con púas de distintos grosores. Por lo general, nos podemos guiar con que para un cabello fino y suave se debería de usar un tipo de peine más bien fino, mientras que usaremos peines de púas más más gruesas para tratar un tipo de cabello que tenga un volumen mayor.

Peines de corte

A diferencia de los anteriores, estos peines están pensados para cortar el pelo. Su principal diferencia la encontramos en las púas, estando estas mucho más juntas. Debido a ello, tienen la habilidad de lograr una mayor sujeción del mechón de pelo que se puede cortar, además de ayudarnos a desenredarlos de forma parcial, para mejorar el resultado final del corte.

Peines de desenredar

Muy parecidos a los anteriores, pero más bien pensados para quita enredos, así como para conseguir formas algo más especiales. Son más ergonómicos al disponer de una mano que nos permite asirlo con facilidad. Entre los diferentes materiales entre los que lo podemos comprar, deberíamos evitar el plástico, ya que son propensos a cargarse de energía estática, y esta podría llegar a estropear el resultado final del cabello.

Peines de tenedor

Normalmente usados para dar ciertos retoques en el cabello, así como para tratar algunos rebeldes como puede ser el rizado.

Además, también podemos encontrar diferentes tipos de cepillos de pelo, con sus diferentes características.

Tipos de cepillos de pelo

Cepillos planos

Los cepillos planos, de los más habituales en la peluquería, suelen utilizarse para cepillar y para desenredar. También están pensados para tratar grandes melenas sin necesidad de aumentar el volumen de las mismas.

Cepillos redondos

También de los más usados a nivel profesional. Suelen acompañar al secador, consiguiendo que el cabello adquiera la forma deseada en el momento en el que empieza a recibir una cierta dosis de calor. Si se cuenta con la destreza necesaria, con ellos se pueden hacer efectos especiales como pueden ser rizos u ondas en general, incluso hasta pueden dejar un alisado más que correcto.

Cepillos esqueleto

Y terminamos con este último tipo de cepillo que está más bien pensado para peinar y para retocar, debiéndose combinar con el secador. Por otra parte, ayudan a conseguir un tipo de cabello con mayor soltura.

Además de las clasificaciones que hemos visto anteriormente, en el mercado podemos ver peines con todo tipo de características, con diferentes materiales. Encontraremos desde peines/cepillos de madera (lacada o natural), antibacterianas, térmicas, confeccionadas con cerdas de jabalí… y mucho más.

Trata el cabello con el tipo de peine que se merece y conseguirás los mejores resultados en todo momento.